Un sencillo modelo para poner en práctica el ABP o PBL (Aprendizaje Basado en Problemas)

El Aprendizaje Basado en Problemas, ABP o PBL por sus siglas en inglés, es un método de aprendizaje por medio del cual los estudiantes desarrollan habilidades de pensamiento crítico y solución de problemas a partir de las experiencias de la vida real. Este es un método basado en el enfoque constructivista, con el cual los estudiantes buscan la manera de resolver problemas de la vida cotidiana en ambientes colaborativos.

El aprendizaje basado en problemas difiere totalmente de la enseñanza bancaria. En ABP,  los estudiantes enfrentan un problema o evento no definido. A los estudiantes se les sugiere identificar aquél conocimiento esencial requerido con la finalidad de comprender el problema. En ABP se trabaja en grupos. De esta manera, los estudiantes aprenden a trabajar de forma colaborativa para encontrar soluciones a problemas de la vida real.

ABP es un método de instrucción que apunta a preparar a los estudiantes para enfrentar casos de la vida real. Se quiere que los estudiantes enfrenten y den solución a problemas como formato principal de instrucción. De esta manera se fomenta el alcance de objetivos de aprendizaje al promover la generación o práctica de habilidades y conocimientos que los alumnos poseen o han aprendido antes. El aprendizaje basado en problemas fomenta la práctica de un pensamiento crítico de alto nivel y genera procesos de autodirección y autorreflexión sobre el aprendizaje del propio alumno.

Cindy y Hmelo (2014) esquematizaron un modelo de ABP mostrado en la siguiente figura como un proceso cíclico que puede utilizarse una y otra vez hasta que se alcance un aprendizaje exitoso.

Problema – Escenario.

En el Aprendizaje Basado en Problemas, toda lección o unidad didáctica comienza con el establecimiento de una situación, problema, estudio de caso o escenario. Las situaciones pueden ser ejemplos de la vida diaria en donde no está totalmente claro cuál es la fuente del problema o la forma de resolverse. Si vamos a presentar un estudio de caso o un escenario usualmente se relata una historia en la que intervienen algunos personajes. En los estudio de caso sólo se presentan los hechos y no se ofrece ninguna alternativa, es el estudiante el que debe de identificar las posibles soluciones.

Los escenarios por su lado, presentan algunas alternativas o respuestas tentativas que el estudiante debe comprobar.

Identificar hechos

Después de haber presentado el problema, los estudiantes deben proceder a identificar hechos concretos que aparecen en nuestra situación. Los hechos concretos son aquellos elementos importantes que tan forma al problema; por ejemplo si presentamos un problema en donde cierta comunidad sufre de la falta de agua potable; los estudiantes pueden proceder a identificar los hechos como por ejemplo cantidad de fuentes disponibles; forma en que se utiliza el agua en este momento, situación climática, y cualquier otro dato que les pueda servir para generar una hipótesis.

Hipótesis (Formular el problema)

Cuando ya tenemos los hechos identificados entonces podemos generar una hipótesis que no es otra cosa sino una respuesta tentativa a la razón por la que se está generando el problema y por supuesto también una idea de cómo se puede solucionar. En el aprendizaje basado en problemas no nos quedamos con el identificar la fuente del problema, eso es apenas el comienzo del camino, nos interesa más resolverlo.

Lo que no sabemos

En este espacio los profesores o tutores deben tener mucho cuidado de no darle la respuesta directa al alumno sobre lo que no sabe o lo que no se dice en la situación problema. Los estudiantes deben ser capaces de identificar brechas de conocimiento, áreas que no están totalmente claras en la situación problema, mismas que debemos identificar e investigar. En este paso es donde radica principalmente la riqueza del aprendizaje basado en problemas, si el estudiante tiene la capacidad de identificar lo que no sabe, eso que no sabe se convierte en una necesidad de aprendizaje e investigación.

Éstas brechas o necesidades de aprendizaje deben estar alineadas a los estándares educativos o currículo. Quienes planifican este tipo de actividades deben tener mucho cuidado para insertar éstas brechas de conocimiento; sin anunciarlas. Si el estudiante descubre lo que no sabe estará aprendiendo dos veces.

Aplicar nuevo conocimiento (Autoaprendizaje)

después que los estudiantes han identificado las necesidades de aprendizaje, las cosas que no saben y que necesitan para resolver el problema; deben volver a la situación problema y aplicar el conocimiento adquirido de forma tal que se compruebe o rechacen la hipótesis. Éste es un proceso que va amarrado a la abstracción; el cual no es otra cosa que evaluar si lo que aplicamos; esto es, el nuevo conocimiento efectivamente contribuye a solucionar el problema.

Abstracción (Evaluación)

Como ya dijimos, la abstracción no es otra cosas que evaluar si lo aplicado efectivamente contribuye a dar solución al problema presentado. Debido a que este tipo de trabajos casi siempre se hace en grupos, seguramente vamos a encontrarnos con discrepancias; los estudiantes que manifiesten dotes de liderazgo podrán ejercerlo en este momento con el objetivo de poner de manifiesto su particular punto de vista y posiblemente hacer que el resto lo tome en cuenta.Si el grupo o la mayoría del grupo no está de acuerdo o si entre todos deciden que esta no era la solución, el proceso regresa al planteamiento de la hipótesis. Algunas veces hay que cambiar las hipótesis y otras veces hay que buscar más información para ser aplicada nuevamente, el modelo presentado es cíclico y puede dar una y otra vuelta hasta encontrar una solución o replantearse el problema.

Según la profesora Cindy Hmelo, de la Indiana Blooming University, el proceso de ABP inicia con la presentación de un problema y termina con la reflexión de los estudiantes.  Una sesión o lección ABP inicia con la presentación de un problema, con información mínima sobre un problema complejo. Los estudiantes entonces deben hacer preguntas al facilitador para obtener más información, también pueden conducir experimentos para hallar más detalles del problema y buscar información en fuentes primarias o secundarias mediante un proceso de investigación documental o investigación – acción. A medida que avanzan en la búsqueda de la solución, los estudiantes se detienen para reflexionar en la información obtenida, generar preguntas acerca del mismo tema e hipotetizar.

Al mismo tiempo, los estudiantes identifican conceptos necesarios que deben conocer para encontrar la solución al problema. Muchos teóricos llaman a estos conceptos “lo que no sabemos”. Finalmente se agrupan para considerar los diferentes puntos de vista.

Mientras trabajan en el problema, la profesora Cindy Hmelo recomienda el uso de lo que ella llama “Whiteboard” o sea, pizarras o cuadros como el que se muestra en la imagen inferior, en donde se escriben las ideas más importantes. La “pizarra” es dividida en cuatro o cinco columnas, en donde escriben los elementos más importantes del problema.

Ejemplo de una “pizarra”

Ventajas y desventajas del ABP

Como todo modelo, tiene sus cosas a favor y sus cosas en contra. Por ejemplo:

  • Permite que los estudiantes tomen responsabilidad de su propio aprendizaje.
  • El trabajo grupal permite que los estudiantes desarrollen habilidades de liderazgo y trabajo en equipo.
  • Las tareas individuales permiten que aquellos estudiantes más avanzados desarrollen un nivel de logro alto.
  • El aprendizaje basado en problemas permite hacer relevante el contenido del currículo.
  • Permite, enfocar el aprendizaje en aquellos puntos críticos de los contenidos.
  • Mejora la transferencia de conocimiento y habilidades a la vida diaria.
  • Facilita que los estudiantes se sientan responsables de su propio aprendizaje y mejora la motivación.
  • Fomenta un aprendizaje profundo de los conceptos o conocimientos.

Algunas desventajas identificadas en este proceso son las siguientes:

  • Dificultad por falta de capacitación en los profesores para utilizar este modelo de aprendizaje basado en problemas.
  • Cuando los estudiantes provienen de entornos menos favorecidos es probable que se sientan el dificultad de tomar sus propias decisiones.
  • Se requiere mucho más tiempo para desarrollar tareas o procesos para resolver problemas.
  • Administradores, profesores y estudiantes pueden tener dificultad para adaptarse a un nuevo modelo.
  • La cultura actual está más enfocada en encontrar la información de forma mucho más rápida que si se genera de forma investigativa.
  • Una persona o un grupo puede completar su tarea mucho más rápido que el resto, provocando que los profesores tengan que avanzar con unos más rápido que con otros.
  • El aprendizaje basado en problemas requiere muchos recursos.
  • El aprendizaje basado en problemas no se puede aplicar en todos los cursos o disciplinas académicas.

El aprendizaje basado en problemas en la era digital.

La era digital ha permitido que el aprendizaje basado en problemas se vuelva más popular porque mejora las posibilidades de investigación por medio de contenidos digitales. Hay un gran número de herramientas que podemos utilizar para mejorar la investigación; por ejemplo vídeos, blogs, enciclopedias digitales como Wikipedia; plataformas virtuales y prácticamente casi cualquier sitio que contenga la información que necesitamos.

Referencias:

  • Ceker, E. & Ozdamli, F. (2016). Features and characteristics of problem based learning. Cypriot Journal of Educational Science. 11(4), 195-202.
  • Boud, David; Feletti E. Grahame (The Challenge of Problem Based Learning) Routledge, 2007 London.
  • Hmelo-Silver, Cindy. (2004). Problem-Based Learning: What and How Do Students Learn?. Educational Psychology Review. 16. 235-266. 10.1023/B:EDPR.0000034022.16470.f3.

About Aroldo David Noriega

https://www.linkedin.com/pub/aroldo-noriega/32/389/140

Deja un comentario