¿Quién es el estudiante adulto?

Para definir un adulto es necesario toma en cuenta que existen edades legales y biológicas. En la mayoría de países del mundo los 18 años marcan el paso hacia la adultez aunque a esa edad todavía la mayoría de jóvenes no ha salido de la casa o no han terminado sus estudios.

Usualmente definimos a un estudiante adulto como aquel estudiante que está inscrito en programas no tradicionales como los de plan fin de semana, educación virtual y cualquier otro sistema de capacitación o instrucción que está fuera de los sistemas educativos tradicionales.

Un estudiante tradicional es aquel que se dedica enteramente a estudiar y está inscrito en un programa de educación primaria, secundaria, bachillerato e incluso carreras universitarias pero todavía vive con sus padres y son estos quienes proveen los recursos para su educación.

Si usted no cae en esta categoría entonces es un estudiante adulto. Hay muchos jóvenes que sin cumplir los 18 años trabajan y se pagan asimismo sus estudios; estos también son considerados estudiantes adultos aunque legalmente no puedan representarse a sí mismos.

Perfil de un estudiante adulto:

  • Es un estudiante independiente y paga a sus estudios por cuenta propia.
  • Tiene un trabajo a tiempo completo.
  • Probablemente tenga otras personas que dependen de él o ella.
  • Es una persona que como resultado de cambios en su estilo de vida laboral, comunitario o familiar busca obtener un certificado académico con el fin de mejorar su situación actual y futura.
  • El estudiante adulto tiene un horario de trabajo y asiste a clases durante los fines de semana o estudia por medio de Internet.

La profesora Connie Malamed define otras características de los estudiantes adultos las cuales han sido extraídas de la literatura contemporánea:

En educación para adultos un estudiante no es un niño grande. La madurez trae características únicas que afectan la manera en que los adultos son motivados y la manera en que aprenden. Al descubrir estas características únicas de cada estudiante podemos diseñar mejores cursos y motivar a los estudiantes a completarlos.

  • Autonomía. Los adultos típicamente prefieren sentir que tienen el control y autodirección de su aprendizaje. Gustan que se les de opciones y prefieren elegir qué tipo de ambiente es más propicio para aprender . aún aquellos adultos que se sienten ansiosos o no están acostumbrados a autodirigirse pueden mejorar sus competencias si se les capacita apropiadamente para que lleven un control de su propio aprendizaje.
  • Orientados a objetivos. Todo estudiante adulto que se ha inscrito en un programa lo hace por razones específicas, tal vez quieren un ascenso, un aumento de salario, cambiarse de trabajo, cambiar de profesión y muchas otras y cuando están aprendiendo quieren saber o quieren que lo que están aprendiendo les ayude a alcanzar ese objetivo.
  • Prácticos. Los estudiantes adultos prefieren aquellas tareas prácticas o tipos de conocimiento que hará su trabajo más fácil y a la vez les proveerá de las competencias o habilidades necesarias para alcanzar sus objetivos personales. En otras palabras, los adultos necesitan experiencias relevantes a su propia vida.
  • Competencia y habilidades. A los adultos les gusta obtener nuevas competencias que les ayuden a mejorar su trabajo o su vida diaria, de esta manera obtienen más confianza y autoestima.
  • Aprender de la experiencia. A la mayoría de estudiantes adultos les gusta más aprender haciendo las cosas que escuchando conferencias o clases magistrales. También gustan de aprender de la experiencia de otros y por lo tanto el aprendizaje basado en escenarios, estudios de caso o proyectos les es atractivo y provechoso.
  • Experiencia previa. Uno de los pilares de la educación moderna es construir el aprendizaje a partir de lo que los estudiantes ya saben. El estudiante adulto tiene una enorme cantidad de experiencia acumulada por los años de trabajo y son un elemento impresionante que puede utilizarse para enriquecer cualquier clase.
  • Propósito. Ya sea en ambientes académicos o en situaciones de capacitación dentro de la empresa, cualquier tipo de educación involucra cambio. Los estudiantes adultos quieren saber el propósito de la educación y en qué lugar y cuando van a utilizar el nuevo aprendizaje.
  • Barreras emocionales. Debido a esa enorme cantidad de experiencias que los alumnos adultos ya poseen, muchas veces en lugar de ayudar provocan temores en los estudiantes debido a experiencias pasadas; estas emociones puede interferir con el aprendizaje y es trabajo del profesor animar a los alumnos y tranquilizarlos, en otras palabras permitirles que fracasen y que aprendan de sus propios errores.
  • Orientado a resultados. Los estudiantes adultos siempre están orientados a un resultado. Tienen expectativas específicas sobre su aprendizaje y saben que es lo que quieren obtener después de graduarse; si el estudiante adulto detecta que lo que está aprendiendo y no está alineado a sus necesidades probablemente abandone el estudio.
  • Responsabilidades familiares, laborales o comunitarias. La mayoría de estudiantes adultos tiene numerosas responsabilidades hacia la familia, amigos, comunidad y trabajo. A pesar de eso hacen un esfuerzo por encontrar tiempo para inscribirse en un curso; es responsabilidad de los profesores mantener un sistema flexible para que los estudiantes no dejen el curso.
  • Limitaciones físicas potenciales. Dependiendo de la edad y condición física, algunos estudiantes adultos pueden adquirir limitaciones psicomotoras que les impide mantener el paso al mismo nivel que los estudiantes jóvenes y también tienen más dificultad a leer letra pequeña o dificultades con la computadora.
  • Imagen completa. Los adultos siempre que están aprendiendo un nuevo tema quieren ver primero la imagen grande o completa de lo que van a aprender. Luego quieren saber de qué manera las partes pequeñas de una lección o de un curso se insertan dentro del mismo tema. Por esto mismo es necesario que los profesores en educación de adultos vayan siempre de lo general a lo particular y no al revés.
  • Responsabilidad. Los estudiantes adultos todo el tiempo van a hacerse responsables de su éxito o fracaso en el aprendizaje. Por tal motivo es necesario mantener una motivación constante y recordarles que una de las razones de los cursos en educación de adultos es aprender de los errores.
  • Necesidad de interacción. La mayoría de estudiantes adultos, aunque no todos, prefieren estar inmersos en una comunidad de aprendizaje con cuyos miembros pueda interactuar y discutir cualquier tema del curso.

 

Preguntas para discutir.

¿Por qué estudian los niños?

¿Por qué estudian los adultos?

En educación de adultos, quién debe adaptarse primero. ¿La escuela o el estudiante?

About Aroldo David Noriega

https://www.linkedin.com/pub/aroldo-noriega/32/389/140

Deja un comentario