Largo es el camino de la educación por medio de teorías, breve y eficaz por medio de ejemplos. SENECA

BLOG DEL DISEÑO DE LA INSTRUCCIÓN

Diseño-Instruccional

¿Cuál es su opinión sobre el proceso de aprendizaje?

1443683753_icon-61¿Con cuál de estas aseveraciones se siente más identificado o identificada? Solo podemos elegir una.

  • El aprendizaje es un proceso donde se  trata de reforzar las respuestas correctas y corregir las equivocadas.
  • El aprendizaje es un proceso mediante el cual agregamos nueva información a nuestra mente.
  • El aprendizaje supone encontrar el significado del contenido presentado y asociarlo con lo que ya sabemos.

 

Cada una de las respuestas es correcta y representan las tres grandes corrientes en que los psicologos han dividido las teorías educativas durante los pasados 150 años. Lo interesante de estas tres teorías es que dependiendo con cual nos identifiquemos más así será la forma de enseñar que usemos.  La primera aseveración obviamente pertenece a la teoría conductista, más enfocada en reforzar los aprendizajes esperados y desanimar la adaptación de lo que no queremos.  Esta corriente tiene muy mala fama en la actualidad porque supone premios y castigos.

La segunda es la llamada “educación bancaria”, el cognitivismo está asociado a memorizar grandes cantidades de información; lamentablemente es talvez el tipo de educación más utilizado a nivel mundial; especialmente en centros educativos tradicionales donde no falta el texto, el profesor experto y por supuesto una enorme cantidad de contenidos.

Finalmente la joya de la corona, la princesa soltera; el constructivismo goza de una gran aceptación, nos gusta decir que ningún alumno aprende si no trae buena base y que la misión del profesor es por supuesto crear condiciones de aprendizaje significativo de manera tal que los estudiantes puedan “pegar” el nuevo conocimiento en el que ya poseen. No de balde se dice que el conocimiento previo es el factor más importante para asegurar el éxito de los estudiantes.

..pero del dicho al hecho hay mucho trecho.

Si usted ha optado por la primera declaración, su punto de vista es que el estudiante es un recipiente pasivo de y la tarea del profesor es dar premios o castigos. Su curso estará planificado de forma que se recompense con la mejor nota a los estudiantes que hagan todo lo que se les pide y en la forma exacta que se indicó.

Si usted ha chequeado la segunda opción, entonces su punto de vista es que el curso deberá tener la mayor información posible, ningún contenido por pequeño que sea dejará de tener importancia. El libro de texto es enriquecido con mucha más bibliografía para que aprendan todo lo que deben saber. Esto es peor en aquellos casos cuando el profesor es un experto en su materia y mide a los estudiantes de acuerdo a lo que el sabe no lo que necesitan aprender.

Si eligió la última opción, usted considera que sus estudiantes no son receptores pasivos sino hacedores de cosas. Pueden obtener premios o castigos pero son parte del aprendizaje y por supuesto, hay contenido que cubrir pero solo el que sea necesario para alcanzar los objetivos y si algo ya lo saben entonces avanzamos al siguiente estadio.

Esto nos trae nuevamente a un dicho que se dice por allí: “De buenas intensiones está pavimentado el camino al infierno..” Todos estamos de acuerdo que la tercera opción es la mejor. Pero.., ¿verdaderamente aplicamos estas ideas?

¿Cómo integrar conocimiento nuevo con el viejo?

Richard Mayer propone un sencillo modelo que puede ser usado en cursos presenciales o virtuales:

  • Presentar el contenido en formato de título o palabras relevantes.
  • Organizar contenidos e imágenes de forma coherente
  • Integrar.

Supongamos que usted debe dar un curso sobre Higiene y Seguridad Industrial, o cualquier otro tema; en primer lugar deberíamos presentar a grandes rasgos los puntos más importantes: El análisis de riesgos, la planificación de la seguridad, ergonomía, PPE y capacitación.  Luego explicaremos como se relaciona un tema con otro.

La integración ocurre de tres formas; en primer lugar averiguamos lo que ya saben o las esperiencias que ellos mismos ya tienen con riesgos, ergonomia u otra cosa. Luego presentamos los temas y explicamos de que manera uno apoya al otro.  La integración final debe darse con una tarea práctica.

 

Algún comentario?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *