Eric Garton, en un artículo publicado en el Harvard Business Review afirma que otra manera de medir el capital humano es por medio de tiempo, talento y energia.

  • Tiempo: la cantidad de horas que un empleado dedica al trabajo.
  • Talento: las habilidades, competencias, e ingenuidad que traen al trabajo.
  • Energía: el nivel de involucramiento, pasión y enfoque que aplican a su trabajo.

La combinación de estos factores tiempo + talento + energía y la interacción entre ellos es la manera en que el capital humano se convierte en productividad y valor económico para la empresa.

De aquí que la manera de medir el capital humano mediante este sistema puede ser un poco más simple, porque establecer el tiempo que cada persona dedica a su trabajo no es muy difícil; definir el talento, esto es competencias, habilidades y aquellas cosas de las que son capaces de desarrollar, se puede lograr creando un inventario de competencias a nivel de departamento o de toda la empresa. Finalmente, la energía, esto es el nivel de compromiso, pasión y enfoque puede determinarse mediante la tradicional evaluación del desempeño.

El mismo autor citando estudios de la Unidad de Inteligencia Económica de la Revista The Economist, concluye que una compañía promedio pierde hasta el 21% del tiempo de los empleados en actividades o interacciones innecesarias. La mejores compañías han logrado reducir este desperdicio hasta en un 50%.

Las principales causas de la pérdida de tiempo son en parte debido a la estructura de la compañía y a la conducta del empleado. Desde una perspectiva estructural, se debe tener mucho cuidado en el diseño organizacional a fin de eliminar rutinas que hacen perder el tiempo. Cosas tan simples como citar a una reunión y empezarla 10 minutos más tarde. Si a la reunión fueron convocadas 10 personas, eso es una hora de trabajo productivo perdido en apenas unos minutos iniciales.

Otra pérdida de tiempo se debe a la conducta del mismo empleado fomentada muchas veces por la cultura interna. Tardar más tiempo del necesario en el baño, utilizar las redes sociales en horarios de trabajo, atender llamadas personales, etc. Éstos son ejemplos del desperdicio de tiempo por conductas individuales.

En el caso del talento, según el mismo estudio, las mejores compañías obtienen casi un 30% de mejora en el desempeño de la productividad debido al talento de su fuerza laboral. Pero más importante que el talento individual de cada persona es la manera en que las empresas distribuyen la fuerza laboral entre las personas llamadas «overachievers» y aquellos que pertenecen a la media común.

Esto quiere decir que se aconseja ubicar a las personas que todavía no desarrollan todo su talento con aquellos considerados expertos. También se puede utilizar algo como el efecto Pigmalión del que ya leímos en las primeras lecciones.

Finalmente, el estudio concluye examinando la energía. Para todas las compañías, la energía es la principal fuente de producción. Aquellos empleados más energéticos, a los que podemos llamar «inspirados» producen hasta dos veces más que un empleado «satisfecho». Estos a su vez, producen hasta un 50% más que un empleado «comprometido».

El señor Eric Garton aconseja lo siguiente:

  • Sistemáticamente erradicar todos aquellos factores que hacen perder el tiempo a los empleados y que los impide efectuar su trabajo.
  • Redefinir formas de trabajo y construir ambientes laborales que den balance al desempeño, la rendición de cuentas y la autonomía.
  • Ayudar a los empleados a enlazar sus roles individuales con la misión y visión general de la compañía, que esté modelado por los líderes.

 

Tarea 1.

De forma grupal, mediante un foro o reunión en persona realiza una lluvia de ideas y establece las 10 conductas que hacen perder el tiempo en la empresa. 5 deben ser relacionadas a la estructura organizacional y 5 conductas individuales.

Para cada conducta especifica la causa, (lo que la provoca), el efecto (daño que genera) y finalmente sugiere una forma de mitigar o eliminar esa conducta.

Tarea 2

Ahora esto será un proceso individual, utilizando una página de texto, elabora un informe en donde describes el ambiente laboral y tu puesto de trabajo. ¿Cómo es? ¿Que recursos tienes a tu alcance? ¿Cuáles son tus responsabilidades? ¿Cómo rindes cuentas? ¿A quién o quienes rindes cuentas? ¿Cuál es el grado de autonomía que tienes en tu puesto de trabajo? (Que puedes decidir y que no) .

Tarea 3

Contesta la pregunta: ¿De que forma te identificas con tu empresa? (Cómo lo que haces permite que tu vida en general prospere)  Esta pregunta es de extensión libre, puedes contestar como quieras.

 

 

 

Este artículo ha sido adaptado de su original en inglés.

Garton, Eric. (Hr´s Vital Role in How Employees Spend Their Time, Talent, and Energy) Harvard Business Review. January 30, 2017.

#

No hay comentarios

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *