¿Qué es un currículo multidisciplinario o integrado?

En los últimos tiempos ha estado despertando un “nuevo” modelo de diseño curricular. Nos referimos al currículo integrado o multidisciplinario. ¿Qué es un currículo integrado? ¿Cómo puede un currículo integrado beneficiar el proceso de enseñanza aprendizaje? ¿Qué modelos de integración existen?

En pocas palabras, podemos definir al currículo integrado como aquel en donde se mezclan e imparten una o más materias o asignaturas juntas.

Cuando decimos una o más materias estamos poniendo de manifiesto también que no se puede unir todas las asignaturas, a veces ciencias naturales y matemáticas pueden trabajarse al mismo tiempo; en otras no. Hay evidencia de lugares en donde los estudiantes aprenden matemática por medio de la música, sin embargo, las únicas dos materias que tal vez pueden llegar a ser transversales en todo el currículo son comunicación y tecnología.

¿Se puede integrar igual en todos lados?

Los educadores pueden concebir la integración del currículo mediante una amplia variedad de estrategias y su implementación es única en cada uno de los casos o entidades educativas que lo apliquen. Virtualmente, cualquier combinación de asignaturas pueden ser integradas al gusto de los profesores, siempre y cuando ese mismo grupo de profesores pueda llegar a un acuerdo que satisfaga los estándares o competencias exigidos por los currículos oficiales y por supuesto que satisfaga también a los mismos docentes y estudiantes.

Probablemente un solo profesor puede enseñar varias asignaturas tomando como base un solo tema generador. Quizá, un grupo de profesores une varias disciplinas para crear planes de lección sincronizados o secuenciados. Cuando queremos integrar el currículo muchas veces se nos olvida que la integración de los currículos o del currículo no puede ser replicada en cualquier lugar o en todos los lugares donde se imparte el mismo currículo.

¿Por qué integrar el currículo?

El currículo integrado no es nada nuevo, apenas unos 30 años atrás en la mayoría de escuelas de Guatemala,  un solo profesor  enseñaba a todos los niños en todos los grados. John Dewey abogaba por balancear las necesidades del estudiante con las demandas del currículo o de las asignaturas a fin de, “democratizar” la educación.

¿Qué enfoques o modelos de integración curricular existen?

Aunque al principio dijimos que la integración que se da en determinado establecimiento no siempre se puede replicar en otro lugar, la profesora Susan Drake, experta canadiense en diseño e integración curricular, ha definido ciertos modelos que pueden ser usados como punto de partida a la hora de embarcarnos en un proceso de integración curricular.

Fusión.

Una de las maneras más sencillas de integrar el currículo una asignatura a la vez es mediante un proceso llamado fusión. El curso de tecnología es uno de los candidatos a fusionarse con todas las demás asignaturas, uno puede utilizar la tecnología en casi cualquier asignatura y eso significa que las competencias que un estudiante debe desarrollar en un curso de tecnología puede aplicarlas en cualquiera de las demás asignaturas. En la escuela Fullerton IV, de Roseburg Oregon, el curso de matemáticas está funcionado con historia, artes, música y computación. La matemática es considerada una ciencia para resolver problemas y un elemento de comunicación. Los estudiantes, crean música a partir de patrones matemáticos. En artes, diseñan figuras y consideran su simetría. Al estudiar historia ellos investigan por ejemplo el naufragio del Titanic y luego averiguan las medidas que tenía el barco haciendo inferencias.

Multidisciplinario.

En el enfoque de integración curricular multidisciplinario, las disciplinas académicas permanecen separadas pero se elaboran conexiones entre sí,  de manera deliberada por los profesores. Por ejemplo, los estudiantes pueden estudiar asentamientos humanos y luego trabajan en actividades para establecer los componentes sociales, de comunicación y lenguaje, ciencias y matemáticas asociadas a este tema de asentamientos humanos. Otro ejemplo de este enfoque multidisciplinario puede ser el estudio de la conquista de América Latina por parte de los españoles y al mismo tiempo leer la obra “La Hija del Adelantado” que es una novela histórica en donde se relatan hechos acaecidos en los inicios de la colonia.

Desde un enfoque multidisciplinario, la integración del currículo no demanda muchos cambios en la planificación docente, el contenido y la evaluación se mantienen intactos dentro de cada asignatura. Se espera en cambio que los estudiantes sean quienes hagan esas conexiones. Por ejemplo, la tarea de leer la novela “La Hija del Adelantado” pertenece al curso de comunicación y lenguaje pero lo que están leyendo está relacionado al curso de historia.

Una manera de profundizar más en la integración curricular mediante el enfoque multidisciplinario es crear al final de cada unidad o bimestre una tarea o proyecto integrador que tenga componentes de todos los cursos posibles, recuerde que algunos cursos sencillamente no se pueden integrar al proyecto en este momento. Esta gran tarea final tiene entonces o un punteo asignado o una nota de cada curso.

Otra manera en que algunos toman este enfoque es creando divisiones dentro de las materias, por ejemplo matemática, ciencias naturales y estadística trabajan integradas. Comunicación, tecnología y ciencias sociales lo hacen en otro grupo y finalmente todas las asignaturas artísticas como artes plásticas, música, teatro y danza por poner un ejemplo. En este sentido los alumnos entonces tienen tres o cuatro grupos de asignaturas que pueden trabajar en conjunto.

Interdisciplinario.

La integración curricular interdisciplinaria hace conexiones más explícitas a través de las áreas curriculares. El Currículo Nacional Base de Guatemala posee ocho ejes transversales, que son como grandes competencias que encontramos inmersas en todas las áreas o sub áreas curriculares. Éste es un modelo de enfoque interdisciplinario. En este caso, la planificación docente gira en torno a un tema, una situación o problema pero los conceptos y habilidades son enfatizados a través de todas las demás áreas. Por ejemplo, una unidad puede estar organizada alrededor de un concepto universal como por ejemplo los conflictos sociales o el cambio climático, todas las demás materias entonces planificarán alrededor de este tema.

El tema generador merece un espacio aparte porque en el caso de Guatemala ha sido un fracaso total pero no todo es culpa del currículo, más bien ha faltado claridad en la manera de aplicarlo y el hecho de tener un currículo organizado por disciplinas académicas no ha facilitado su integración. Otro problema que dificultó su adopción fue que se quiso hacer una conexión artificial y obligatoria cuando debió ser más voluntaria, pero ese no es tema de esta entrada.

Transdisciplinario.

Otro nombre difícil, el enfoque de integración curricular transdisciplinario empieza en el contexto de la vida real. No comienza con disciplinas o con grandes temas generadores, lo que se busca aquí es cualquier cosa que sea de relevancia para los estudiantes. Este tipo de integración curricular es más útil en aquellos programas como educación de adultos, educación por alternancia y cualquiera que utilice aprendizaje basado en problemas o aprendizaje basado en proyectos.

El aprendizaje basado en problemas comienza poniendo su mirada en un problema en lugar de una disciplina académica. Es bastante difícil de definir el aprendizaje basado en problemas de una manera que deje conformes a todos. El aprendizaje basado en proyectos es una estrategia instruccional en donde los estudiantes trabajan desde una pregunta de investigación, como algunos le llaman, una pregunta poderosa y se embarcan en un proyecto que producirá una respuesta a la misma. El aprendizaje basado en problemas o en proyectos es un modelo centrado en el estudiante, por eso mismo se espera que los estudiantes definan lo que ellos necesitan aprender y los profesores actúan como facilitadores.

Conclusión.

En el siglo XXI, los conceptos multidisciplinarios, interdisciplinarios, y trans disciplinarios pueden ser muy poderosos a la hora de embarcarnos en la solución de problemas de la vida cotidiana. Uno de los grandes problemas que enfrentan los profesores en la actualidad es la necesidad de cumplir con estándares o competencias diseñadas por los gobiernos y entregadas en forma de mandato a las escuelas.

Estamos en una edad de rendición de cuentas y hay ciertas reglas que no facilitan la integración del currículo. Una de estas reglas es aquella que establece ciertos requisitos que el estudiante o profesor de cumplir con el objetivo de aprobar evaluaciones estandarizadas.

La gran pregunta que queda es: ¿estamos preparando estudiantes para que respondan correctamente evaluaciones estandarizadas o estamos preparando estudiantes para resolver problemas de su propia vida?

Hace algún tiempo un profesor se sinceraba con sus alumnos del primer semestre en una universidad diciendo: “para cuando ustedes se gradúen dentro de cuatro años, la mitad de lo que estamos enseñando en esta carrera será obsoleto…, lo más triste es que no sabemos cuál mitad es”.

 

 

Referencia:

Drake, Susan M. Creating Standards Based Integrated Curriculum, Third Edition, Corwin Press Thousand Oaks, CA 2012.

About Aroldo David Noriega

https://www.linkedin.com/pub/aroldo-noriega/32/389/140

Deja un comentario