Propósito de la evaluación

Este trabajo tiene como propósito averiguar cuál ha sido el impacto del programa de educación a distancia en el Instituto de educación a distancia “la escuela en su casa”, se espera verificar cuáles han sido aquellos beneficios que los estudiantes han obtenido una vez graduado de bachillerato por madurez en esta escuela.

Toda evaluación siempre tiene más de un propósito, y este trabajo no es la excepción, a la vez de averiguar cuál ha sido el impacto del programa en la situación individual de los estudiantes con quienes de realizarse esta evaluación se espera extraer conclusiones que sirvan para mejorar el programa del Instituto y también aportar evidencias a las autoridades del Ministerio de Educación sobre las bondades de este tipo de programas.

 

¿Cómo aprenden los adultos?

(Harold D. Stolovitch, 2011) Define de acuerdo a Malcolm Knowles cuatro principios o características del aprendizaje en los adultos: disposición, experiencia, autonomía y acción.

Disposición: Los estudiantes adultos se inscriben en una escuela por sus propias prioridades y actitudes, ellos están listos para aprender cuando ellos deciden abrir sus mentes y espíritu a la enseñanza.

Una manera en que los profesores o las instituciones de educación para adultos puede fomentar la disponibilidad o disposición de los estudiantes adultos es explicando de qué manera lo que van a aprender le servirá para resolver o evitar un problema, o les proveerá oportunidad para mejorar su estado social o les permitirá un crecimiento profesional.

La motivación debe aclarar que el beneficio es para ellos, los adultos propiamente dicho y no para la organización o los profesores. El principio de la disposición es bastante simple, siempre se debe enfocar en las necesidades de los estudiantes adultos; para que las lecciones verdaderamente apelen a la necesidad del adulto deben poder responder desde el punto de vista del estudiante a una simple pregunta: “que obtengo yo”.

Experiencia: Los asistentes adultos vienen a cualquier evento de aprendizaje con su único e individual aprendizaje previo. Esto es lo que nosotros llamamos experiencia. Los estudiantes adultos poseen un caudal grande de experiencia mucho más que los niños. Algunas veces esto facilita el aprendizaje pero otras no.

Los estudiantes adultos aprenden si las lecciones están planificadas a su nivel y tipo de experiencia, si la lección supera ese nivel o es inferior al mismo el estudiante adulto se sentirá bastante incómodo. Si tratamos a los estudiantes adultos como si no tienen experiencia les estaremos insultando. Para evitar estas dificultades es necesario planificar con ellos las lecciones, algo muy difícil de hacer en nuestro medio, permitirles contribuir para darle propósito a su propio aprendizaje es respetar la experiencia que ya poseen.

Autonomía: ¿Cuánta libertad tienen sus propios niños? Seguramente muy poca, no pueden decidir que llevar al escuela, no pueden decidir a qué horas ir a la escuela, no pueden decidir que estudiar, qué comer, e incluso a donde ir a pasear.

Al contrario los adultos tenemos bastante libertad para escoger muchas de las cosas que hacemos a diario, aunque la gente todavía debe trabajar dentro de cierta área de requisitos, muchas de las decisiones en el trabajo o en la casa quedan a criterio del adulto.

Casi siempre al ingresar al aprendizaje escolarizado los estudiantes adultos terminan siendo arrastrados a un sistema parecido al de una escuela normal. Para que los asistentes adultos puedan desarrollarse se necesita que se les deje a cargo de su propio aprendizaje.

El permitir que los adultos tomen sus propias decisiones tiene algunas ventajas para los profesores, en primer lugar al dejar que los estudiantes adultos tomen sus propias decisiones requiere que ellos busquen información, la analicen y generen planes alternativos ateniéndose a las consecuencias.

Este tipo de aprendizaje, en algunos casos llamado aprendizaje basado en escenarios, contribuye grandemente al aprendizaje y retención de la información de manera que después pueda aplicarse en el trabajo. La segunda situación es que entre más participa el alumno en la toma de decisiones, mayor es la probabilidad que el estudiante considerará esa decisión creíble y por lo tanto se comprometerá con ella. 

Acción: Para poner en práctica este principio es necesario que el profesor cree muchas oportunidades para que los estudiantes adultos participen en las sesiones de capacitación presencial o virtual. También necesario que fomente varias oportunidades para que los alumnos contribuyan con sus ideas, sugerencias, soluciones, información y ejemplos al proceso educativo. Reforzar todo el tiempo las ideas innovadoras, y no descalificar las que se aparten del objetivo del curso. La advertencia principal del principio de acción es que si no lo usas lo pierdes, esto quiere decir que algo que aprendemos y no lo ponemos en práctica se corre el riesgo de olvidarlo.

 

Historia de la educación de adultos en Guatemala

Mirta Muñoz (López, 1994) en su tesis de graduación en la Universidad de San Carlos en 1994 hizo un estudio sobre la historia de la educación de adultos en Guatemala, según ella con el periodo revolucionario de 1944 se le dio un impulso a la educación de adultos en Guatemala con la creación de varias entidades dedicadas principalmente a la alfabetización.

Luego, después de la época revolucionaria en la década de los años 70 los gobiernos bajo la influencia en ese momento directa o indirecta del ejército desarrolló algunas acciones bastante interesantes en el campo educativo, por un lado la mayoría de direcciones el Ministerio de Educación estuvieron en manos de militares, no obstante hay otras cosas que dieron lugar a cambios en el campo de la educación de adultos, entre estos se puede mencionar el aumento numérico del sector agro industrial, el incremento de la hegemonía del ejército en las instituciones del Estado, el crecimiento demográfico de la población y por último la demanda de mano de obra calificada.

Debido al modelo de desarrollo económico basado en la industrialización que dominaba en esos años se necesitan mayor capacitación de los recursos humanos requerido tanto en el sector público como en el privado.

En 1973, el Ministerio de Educación desarrolla un programa de enseñanza para adultos a nivel primario en plan acelerado, PEAC, este programa tuvo la característica de impartir la enseñanza por correspondencia y para esto se utilizaron los mecanismos necesarios para dicho sistema educativo.

A partir de este momento comienzan a aparecer en Guatemala varios colegios privados con programas de educación para adultos, sin embargo no sería sino hasta 1994 después de una readecuación de los acuerdos ministeriales que los colegios privados comenzaron realmente impartir educación para adultos en programas de plan fin de semana o a distancia.

Uno de los primeros institutos por correspondencia para adultos es el Instituto América Latina que funciona desde 1958, este es un establecimiento privado con filosofía cristiana evangélica y que puede catalogarse como el pionero en la educación a distancia en Guatemala.

Otros establecimientos privados con muchos años de funcionamiento se pueden mencionar al Instituto guatemalteco de educación radiofónica, el Instituto Guillermo Putzeis Álvarez y el Instituto Juan José Arévalo Bermejo.

El Instituto de educación a distancia la escuela en su casa comenzó a funcionar en el año 2001 y a la fecha es probablemente la segunda escuela de educación para adultos a distancia más grande de Guatemala, siguiendo muy de lejos al Instituto guatemalteco de educación radiofónica que es posiblemente el que atiende un mayor número de estudiantes adultos en todo el país.

Experiencias internacionales de educación de adultos

Sin lugar a dudas la educación del adulto se ha convertido en los últimos años en un tema actual, en los países del primer mundo, debido al envejecimiento de la población las universidades y otras instituciones de educación pública o privada están haciendo grandes esfuerzos por atraer estudiantes adultos, muchos de ellos posee ya algún grado universitario y vienen a la escuela para actualizarse o a compartir sus experiencias.

En otros países como los de América Latina, la educación del adulto todavía sigue un patrón muy escolarizado, existe aún un sistema bastante centralizado de toma de decisiones en políticas de educación para estudiantes adultos.

En España existe un programa de educación de adultos llamado acceso a la Universidad para mayores de 25 años y uno más también llamado Acceso a la Universidad para Mayores de 45 años (UNED, 2013) pero no son en realidad una titulación o diploma, es más bien un examen de conocimientos generales a los que se somete un estudiante adulto que sea mayor de 25 años, si aprueba el examen podrá ingresar a la universidad sin tener un diploma de Bachillerato.

Algo en la misma línea va el GED (General Education Diploma) de Estados Unidos, solo que en este caso, los exámenes no los realizan las universidades sino dependencias de la Secretaría de Educación de los Estados Unidos, con el certificado de aprobación que estas dependencias extienden los estudiantes adultos pueden inscribirse en cualquier universidad.

En ambos casos, España y Estados Unidos, el rol de las escuelas privadas se limita a preparar a los estudiantes adultos para el examen, una ventaja para el estudiante es la reducción en tiempo y papelería pues no se necesita tener ningún documento o certificado previo antes de ingresar al examen, solo con ganarlo basta.

About Aroldo David Noriega

https://www.linkedin.com/pub/aroldo-noriega/32/389/140

Deja un comentario