Los tres pecados capitales de la planificación y evaluación de tareas. 

Hace cientos de años en la tierra de Mayaban había un rey que tenía fama de exigente pero tonto. Un día de estos se le ocurrió llamar a su fiel ministro y le dio esta orden:

-Tienes que ir por todo el país y me consigues a hombre más sabio para que yo lo recompense.

– ¿Pero cómo sabré quién es el más sabio? -Preguntó el ministro.

– Será muy inteligente, dijo el rey.

– ¿Y cómo sabré que es inteligente?

– Lo notarás porque es auténtico, orientado al servicio a los demás..

– Y eso cómo se verifica? -Insistió el ministro.

– Si no lo encuentras, perderás el puesto!  -Sentenció el rey.

Así que el ministro viajó por todo el país buscando al más inteligente y auténtico  de los súbditos del rey. Después de mucho buscar, regresó a palacio trayendo consigo un hombre viejo, pelo canoso y con una larga barba blanca.

-Lo encontré! -Dijo jubiloso.

– ¿Me tomas por un tonto? -Respondió molesto el rey .   -Me has traído un hombre viejo y gordo. No se verá bien en las fotos.

La moraleja de esta historia es que, si no especificas claramente lo que quieres, te pueden traer cualquier cosa.

Parafraseado de: Robert Mager, Goal Analysis – May, 1997

 

 

La misma historia pero en la escuela..

Betsabé está enojada, apenas pudo sacar 35 puntos en una tarea sobre 50. Ella afirma que hizo todo lo que se le pidió. Era una investigación del curso de Química en bachillerato pero a pesar de haber hecho todo lo que la maestra dijo, parece que faltó algo. Lo que más la tiene enojada es que su amiga, con quién hizo el trabajo, tuvo mejor suerte, ella obtuvo 45! Diez puntos adicionales por haber marginado las hojas o porque la profesora la prefiere a ella. Cuando Betsabé  reclama a la maestra pero no consigue hacerla cambiar de opinión.

Tres días después y varias quejas de los alumnos, la maestra accede a revisar las tareas, pero sin importar cuantos puntos adicionales les ponga, los alumnos parecen no estar conforme.

 

La importancia de las tareas extra curriculares

Las tareas juegan un papel muy importante en la educación moderna, desde los niveles iniciales hasta universitarios las tareas son utilizadas por los profesores como medio de refuerzo a los temas impartidos dentro del curso; como sustitutos de lección cuando no hay tiempo o por cualquier otra razón el estudiante no estuvo presente, también son un elemento importante para evaluar ya que los currículos modernos privilegian los procesos y no la memorización, por eso mismo una tarea tiene tanta importancia.

Para fines de este artículo definiremos la tarea escolar como un proyecto de corta duración que el profesor planifica para que sus estudiantes elaboren fuera del salón de clases, trayendo de regreso evidencias físicas o digitales de haber completado la misma.

Entre los principales tipos de tareas podemos mencionar:

  • Informes de investigación
  • Revisión literaria
  • Investigación de campo
  • Diario
  • Portafolios de tareas
  • Estudios de caso
  • Hojas de trabajo para hacer en casa
  • Reportes de observación, etc.
  • La mayoría de estos, exceptuando el portafolios, son tareas individuales mientras que el portafolios es más un “contenedor” de varias clases de tarea.

 

Los tres pecados capitales de la planificación de tareas.

Muchos profesores, como la maestra de Betsabé cometemos el error de no indicarle exactamente al estudiante lo que queremos que haga, cómo queremos que lo haga y cuánto debe producir para aceptar su tarea.  Estas tres cosas, como lo vamos a ver más adelante, están íntimamente asociadas al objetivo de instrucción u objetivo de aprendizaje que debe guiar nuestra lección.

¿Qué deben hacer?

El que deben hacer está ligado al verbo activo del objetivo de aprendizaje o instrucción.  Usted debe explicar claramente lo que quiere que hagan, y ese “hacer” debe relacionarse al verbo. Los verbos activos son fáciles de identificar, solo cierre sus ojos y visualice al estudiante ejecutando la acción, si no puede “verlo” mentalmente haciendo la acción, no es un verbo activo o medible, debe cambiarlo.  Para ello puede usar la Rueda de la Pedagogía, que es una modificación de la Taxonomía de Bloom donde puede hallar muchos verbos medibles.

Los verbos medibles están catalogados en dos clases principales:

Verbos activos abiertos.

Estos son los verbos cuya ejecución se puede observar directamente con la vista. Estos son los más sencillos y en este caso lo único que debe asegurarse es que el estudiante ejecute la acción. Si el verbo dice “escribe” usted haga que el alumno escriba, si dice “dibuja” usted lo pone a dibujar.

Verbos activos encubiertos.

Estos verbos si se pueden medir pero no es posible verlos directamente. Un poco confuso verdad? No es tanto. Si usted quiere que el alumno “compare” las teorías sobre el origen de la vida, si bien, el verbo comparar se puede medir, usted no puede “ver” directamente al estudiante en el ejercicio de la “comparación”, usted no puede ver dentro de la mente del estudiante cuando señala las diferencias o similitudes de las teorías. Para hacerlo visible necesitamos un instrumento de evaluación.  ¿Cómo puedo “ver” la comparación de las teorías del origen de la vida? Sencillo, un cuadro comparativo!!

El estudiante entonces dibuja un cuadro en una hoja de texto y escribe allí las similitudes y diferencias de las teorías del origen de la vida.

¿Cómo lo van a hacer?

El cómo está relacionado a la condición, las condiciones son los recursos, las personas y lugares en dónde se va a ejecutar la tarea. Ahora bien, en el caso de la tarea o la entrega de un producto para evaluar hace falta que le digamos al estudiante exactamente el proceso, o sea, los pasos que debe dar primero, segundo, tercero, etc. De esta manera le diremos por ejemplo.

  1. Lea las páginas 23 al 35 del libro de Ciencias Naturales I
  2. Tome una página de texto y dibuje un cuadro comparativo (de preferencia dar ejemplos del cuadro)
  3. Escriba las similitudes y diferencias de las principales teorías del origen de la vida.
  4. Su trabajo deberá ser presentado el 30 de agosto del año en curso, en una sola página de texto con su correspondiente identificación.

¿Cuánto deben producir?

Mateo recibió la tarea de su profesora y elaboró un cuadro comparativo donde escribió 5 diferentes teorías sobre el origen de la vida y por cada teoría escribió tres cosas en las que eran similares y tres más en las que difieren. En total habían 30 líneas de texto en su cuadro, Mateo estaba muy contento con su trabajo, estaba seguro que sacaría 100 puntos.

Alicia por su lado hizo el mismo cuadro pero dividió las teorías en dos grandes clases, teoría creacionista y teoría evolucionista. Escribió 3 similitudes y 3 diferencias también. Mateo se enojó mucho porque Alicia obtuvo la misma nota que el.  -De nada sirvió quedarme a trabajar toda la tarde, ni siquiera salí con mis amigos al parque, tu que hiciste el trabajo esta mañana obtuviste la misma nota!

La maestra le dijo: No tenías que escribir tanto, recuerdas que en clase vimos que hay dos principales líneas de pensamiento en cuanto a la aparición de la vida en la tierra?  -Muy tarde me lo recuerda, refunfuña Mateo.

¿Qué falta?

Faltan números, cantidades, cualidades o velocidad. Eso es lo que llamamos “nivel de logro”, le tenemos que decir al estudiante cuánto debe producir para que su trabajo sea tomado como bueno, de esa manera no sobrecargamos con trabajo innecesario a los estudiantes ni a nosotros.

  1. Lea las páginas 23 al 35 del libro de Ciencias Naturales I
  2. Tome una página de texto y dibuje un cuadro comparativo (de preferencia dar ejemplos del cuadro)
  3. Escriba tres similitudes y tres  diferencias de las dos principales teorías del origen de la vida.
  4. Su trabajo deberá ser presentado el 30 de agosto del año en curso, en una sola página de texto con su correspondiente identificación.

Dos pequeñas cantidades han hecho la diferencia en la tarea. En la primera parte no hay certeza de cuánto trabajo se debe producir, al decirle que queremos tres similitudes y solo dos teorías estamos señalando el nivel de logro esperado. Si un alumno trajo dos similitudes y dos diferencias no podrá alegar falta de información, y si Mateo, que se se esfuerza tanto decide traer 5  ya sabía que solo eran necesarias 3, Alicia seguramente traerá tres y ni usted ni Mateo tendrán que discutir.

Antes de terminar esta entrada, me gustaría traer a memoria algunos conceptos en evaluación:

  • Ítem: Una pregunta o situación que exige una sola respuesta
  • Test: Un evento durante el cual se solicita a alguien demostrar dominio de conocimientos (conceptuales, procesos o actitudes)
  • Medida: La cantidad asociada a un aspecto. (Estándar)
  • Evaluación: El acto de juzgar la medida con el resultado del estudiante.
  • Calificación: El número que representa la relación medida – evaluación

 

Imagen de perfil de Aroldo David Noriega

Acerca de Aroldo David Noriega

https://www.linkedin.com/pub/aroldo-noriega/32/389/140

Deja un comentario