Liderazgo de servicio

El término liderazgo de servicio fue acuñado por Robert Greenleaf en 1970 y puede ser trazado hasta las enseñanzas de nuestro señor Jesucristo, en el Evangelio de Marcos 9:35.

935

Greenleaf creía que para que cualquier persona pueda ser un buen líder primero tiene que ser un buen siervo. Para ser un verdadero líder se necesita tomar en consideración que primero debemos satisfacer las más altas prioridades de las personas. Los líderes efectivos no lideran por la fuerza, la coerción o el control; en lugar de ello lideran a través del servicio a quienes puede servir de influencia mediante un alto grado de responsabilidad moral.

El siervo líder continuamente se preocupa por ayudar a sus subordinados a mejorar en su vida personal, social y laboral. El siervo líder debe enfocarse también en satisfacer las necesidades de los clientes en su empresa.

Cualquier patrón sabe que es muy importante cuidar a los clientes, proveerle a los empleados con las herramientas que necesiten para hacer sus trabajos, y tener un alto nivel de responsabilidad social. Por el contrario, un siervo líder tiene una preocupación genuina por aquellos con quienes trabaja y con quienes hacen negocios. El enfoque del siervo líder es el crecimiento y desarrollo de los demás no su ganancia personal.

Algunos de los siervos líderes más famosos son la Madre Teresa de Calcuta, Gandhi y por supuesto Jesucristo.

About Aroldo David Noriega

https://www.linkedin.com/pub/aroldo-noriega/32/389/140

One thought on “Liderazgo de servicio

  1. wowww…..sería el ideal pero, en nuestros tiempos encontrar un líder de este calibre es como buscar una aguja en un pajar. Tal vez sea un poco pesimista al decir que: ” solo volviendo a nacer ” sin embargo se puede conocer de alguien con algunas de estas características en lugares o empresas que el líder conozca mucho y practique las enseñanzas Bíblicas. Cada líder en diferentes ocasiones cuenta con “algunas” características de las diferentes clases de líderes y se identifican por las acciones mas frecuentes en su forma de ser.

Deja un comentario