¿Qué es la administración del tiempo?

¿Otra vez haciendo tareas a media noche? Pregunta el padre de Marina. -Si tan siquiera tuviera más tiempo dice la señorita.

  • ¿Qué hiciste hoy? Pregunta el padre.
  • Me levanté a las 5 de la mañana, a las 5 y media salí al colegio, estuve una hora en el tráfico y llegamos a la escuela casi a las 7, a la hora que empiezan los cursos. De las 7 y hasta las 14 horas estuve en la escuela, regresé a casa a las 16:00 horas, descansé un rato y a las 6 de la tarde me puse a ver unos vídeos en YouTube, a  las 8 de la noche empecé a hacer los deberes y estoy terminando ahora a las 11 de la noche.
  • El papá se queda pensando un rato..  De las 4 a las 8 hay cuatro horas, las mismas que has pasado haciendo deberes, si hubieras empezado a las 5, llevaras casi tres horas durmiendo…

El caso de Marina es similar a cualquiera de nosotros, todos creemos que lo que no tenemos es tiempo, cuando en realidad lo que no tenemos es una buena administración del tiempo.

 

¿El tiempo es nuestro enemigo?

De una forma o de otra, en la casa, en el estudio o en el trabajo tenemos cierta cantidad de estrés. Todos nosotros luchamos con cierta clase de retos que a diario tenemos que vencer, el tráfico, ese programa de computadora que no funciona bien o ese compañero de trabajo o estudio con que nos cuesta estar de acuerdo.
En algo en que los estudiosos de la materia están de acuerdo es que una de las principales fuentes de estrés y todos los problemas que este causa es la falta de administración efectiva del tiempo. Uno de los problemas que la mayoría de nosotros enfrenta es la necesidad de hacer muchas cosas durante 24 horas y que físicamente son imposibles.

Sin embargo, otras veces, no terminar las tareas diarias es también un símbolo de que no estamos manejando nuestro tiempo de manera eficiente. La administración del tiempo se refiere a la manera en que planificamos y ejecutamos las tareas diarias. Éstas pueden ser actividades laborales o de estudio específicas; actividades sociales o personales y cualquier combinación de todas estas.

El impacto del estrés.

El impacto de una mala administración del tiempo provoca estrés; y la manera en que estos dos conceptos están íntimamente relacionados está documentado totalmente. El estrés causa ansiedad, fatiga, dolores musculares, problemas emocionales y en los casos más extremos cambio de nuestra conducta o temperamento personal. A veces no nos damos cuenta que no estamos reuniendo lo suficiente, que no comemos bien o no nos da hambre a la hora apropiada o que estamos viviendo más café del necesario con tal de terminar el día.

Los efectos que el estrés tienen el cuerpo son diferentes para cada persona, pero es muy importante identificar los efectos que el estrés causa en tu persona. De esa manera descubrirás las razones por las que te sientes ansioso o ansiosa y podrá trabajar en solucionarlas.

¿Tienes alguna de estas dificultades?

  • Problemas físicos en tu cuerpo, tales como dolores de cabeza, tensión muscular, fatiga, cambios en los hábitos de alimentación y pérdida de sueño entre otras cosas.
  • Estado de ánimo. Tu estado de ánimo puede ser impactado por el estrés también. La gente comienza a sentirse ansiosa, pierden la motivación para trabajar, se enojan con mucha facilidad, tienen problemas con su temperamento e incluso caen en la tristeza o depresión.
  • Conducta. Algunos individuos comienzan a comer menos, le gritan a las demás personas o se irritan con mucha facilidad, e incluso caen en el alcoholismo o drogadicción para tratar de vencer sus problemas.

Estos síntomas, o las señales, son indicadores de estrés. Por supuesto, todo lo que mencionamos puede tamién ser causado por otras situaciones, de todas formas, en este caso, estamos dando un vistazo al estrés debido a que tu quieres manejar tu tiempo de forma efectiva. La clave está en reconocer estas señales y encontrar soluciones que nos ayuden a manejar nuestro tiempo de forma efectiva.

Manejando el tiempo.

Hay muchas cosas que una persona puede hacer para ayudarse a manejar mejor su tiempo en la casa o en el trabajo.

Establecer prioridades y objetivos.

Es sorprendente como mucha gente comienza el día sin planificar lo que van a hacer. Salimos a la calle y vamos al trabajo pero no le ponemos mucha atención a las tareas designadas para ese particular día. Establecer prioridades y objetivos significa ver un poco más allá de la lista de trabajo o cosas que hacemos a diario. Es asignarle una prioridad a cada tarea con el fin de trabajar las más importantes, no necesariamente las más urgentes.

Si ya lo notaste, no todas las tareas se tienen que acabar en el mismo día. Si establecemos prioridades y logramos comprender el tiempo que se necesita para ejecutar cada una, tendrás una buena parte del manejo del tiempo corregida.

No dejar las cosas para después.

Mucha gente deja que las tareas se amontonen en su escritorio y repentinamente nos encontramos con una enorme cantidad de tareas que al inicio no eran prioritarias pero ahora lo son. El acto de dejar las cosas para después se llama procastinar. si durante el día tenemos cinco tareas, las organizamos en prioridades del uno al cinco; hacemos cuatro y la última, como no era tan importante pues no le ponemos la atención debida y se queda para mañana. Dos o tres días después la tarea es muy importante y además urgente y le quitara tiempo a las tareas propias del próximo día.

Dicho sea de paso, uno de los grandes consumidores de tiempo en la actualidad es Facebook; y el resto de redes sociales.

Delegar.

Muchos todavía creemos esa idea errónea de que si quieres que algo se haga con efectividad, tienes que hacerlo tú mismo. Muchas veces puede ser cierto, pero debes darte cuenta que una sola persona no lo puede hacer todo. De otra forma no habría necesidad de tener personal en las empresas, el dueño podría hacerlo todo.

Si tenemos mucho trabajo y podemos delegarlo, es sabio hacerlo. Por supuesto que estamos pensando que tú eres alguien que tiene gente a su cargo. Por supuesto, si tienes gente cargo, con mucha seguridad puedo decir que se te exigen más trabajo porque se cuenta lo que tú y tus colaboradores pueden hacer.
Si no tienes colaboradores que te ayuden, significa que trabajas en un puesto fijo y existe una carga de tarea diaria. Si uno de estos días te agobia trabajo, los sabios será pedir ayuda al supervisor o jefe líder.

Resumen.

Todos nosotros luchamos por administrar nuestro tiempo, el tráfico, las tareas urgentes, e incluso las ventanillas de comida rápida marcan la sociedad en la que vivimos y por eso nos tenemos que adaptar a la administración del tiempo.
Hacemos lo imposible para completar las tareas diarias, a pesar de eso debemos lidiar con aquellas cosas que estorban el buen manejo del tiempo, para hacerlo lo más importante es establecer prioridades y objetivos por cada tarea. Otra de las cosas importantes es no dejar las cosas para otro día, si podemos debemos delegar y si no podemos delegar entonces hay que pedir ayuda de ser necesario. Si ya haces todo eso, asegúrate de prestar atención en caso de tener algún síntoma o señal de estrés.

ExamenesEstado

About Aroldo David Noriega

https://www.linkedin.com/pub/aroldo-noriega/32/389/140