Carmen era una señorita delgada, de estatura mediana, vivía en una ciudad al oriente de Guatemala. Toda su familia había estado en el Ejército y ella quería seguir los pasos de su hermano mayor que había fallecido en un enfrentamiento armado cuando ella tenía unos cuatro años de edad. Carmen quería honrar a su hermano ingresando a la Escuela Politécnica y graduarse de oficial del ejército. Su familia no estaba muy contenta con la decisión, su madre especialmente tenía pena porque podría pasarle lo mismo. Carmen la consolaba diciendo que la guerra ya había terminado. Su papá era más directo, -tu hermano, le dijo, tenía un cuerpo atlético, tu no aguantarías a correr diez kilómetros.

Carmen le explicó a su papá que había estado entrenando los últimos dos años de bachillerato y que no solo podría correr los diez kilómetros sino que podía hacerlo llevando 25 libras de peso en la espalda. Carmen ya tenía toda la información necesaria para ingresar a la Escuela Politécnica y además estaba preparándose para adquirir las habilidades y destrezas necesarias para ser oficial del ejército, tal y como su hermano lo había sido años atrás. Carmen se sentía competente..

¿Qué es ser competente?

La palabra “competencia” tiene su origen en la palabra latina “competentia” que quiere decir: autorizado para juzgar y tiene derecho a hablar. Competencia y competente usualmente son términos que se utilizan como sinónimos pero en la práctica no lo son. Competencia es una capacidad inerte, alguien puede poseer una competencia pero no hacer nada con ella y por lo tanto se vuelve competente cuando ejecuta una acción con eso que posee por dentro.

Competencia entonces se refiere  al conocimiento y competente a la acción o ejecución de ese conocimiento. Las competencias no pueden ser restringidas a un puesto de trabajo, quién posee la competencia debe ser capaz de “llevársela” a otro puesto u otra empresa.

Toda persona competente, con la finalidad de ejecutar esa competencia debe poseer cinco características.

  1. Motivos: Las cosas que mueven a una persona a ejecutar la acción. Las motivaciones hacen o dirigen la conducta de la persona hacia ciertas acciones u objetivos diferentes del resto de gentes. La motivación de Carmen era honrar a su hermano.
  2. Rasgos: Los rasgos son aquellas características físicas que hacen que una persona de forma consistente le ayuden a responder a la situación. El papá de Carmen no creía que ella tuviera los rasgos o características físicas necesarias para alcanzar su sueño.
  3. Auto concepto: Son los valores y actitudes que una persona tiene sobre si mismo. Es decirse a uno mismo “yo puedo, soy capaz..” Carmen sabía de sus dificultades pero aún así tenía la convicción que podría llegar a ser oficial del ejército, para demostrárselo incluso empezó a practicar mucho tiempo antes de solicitar su ingreso a la Escuela Politécnica.
  4. Conocimiento: Es la información que una persona posee para ejecutar una competencia. Esta es información en forma de datos o hechos que residen en nuestra mente, también se refiere a los procesos de “saber que” y “saber como”. Carmen tenía la información para ingresar a la Escuela Politécnica pero obviamente no tenía toda la información necesaria para convertirse en oficial del ejército.
  5. Habilidades: La habilidad para ejecutar tareas físicas o mentales. Si Carmen ingresa habrá logrado su primer objetivo, habrá demostrado que tiene competencia para ingresar, si llega a graduarse después de los cuatro años reglamentarios, habrá desarrollado muchas otras habilidades y adquirido conocimientos que todavía no tiene.

 

Referencia:

Sanghi S., (2016) The Handbook of Competency Mapping SAGE, New Delhi