Estilos de liderazgo: Laissez-faire, democrático y autocrático

PPP_PRD_016_3D_people-Patry_PeopleLaissez-faire

Esta es una palabra francesa que significa “dejar hacer” y sirve para identificar a aquel tipo de líder que permite que sus subordinados hagan lo que quieran. Este es el tipo de líder opuesto al líder autocrático, bajo este liderazgo la gente tiene completa autonomía, se les provee toda la información y recursos que necesiten para hacer su trabajo y se interviene únicamente cuando alguno de ellos lo solicita.

Este tipo de liderazgo puede ser intencional o accidental. Algunos líderes de esta clase, a propósito permiten que sus subordinados tengan completa autonomía mientras que otros sencillamente no se ocupan de su trabajo y abandonan a su gente.

Los líderes laissez-faire comprenden que manejan gente con mucho profesionalismo o que conocen bastante de su trabajo y que por lo tanto pueden dejarles a ellos la responsabilidad de tomar decisiones delicadas; sin embargo otra clase de líder laissez-faire fracasan en proveer liderazgo y motivación a sus empleados, muchas veces cuando ellos no tienen el potencial para trabajar por su cuenta.

Cuando el líder laissez-faire conoce a su gente e intencionalmente los deja trabajar solos genera un alto nivel de motivación entre su gente; pero cuando los empleados no tienen las competencias necesarias y son dejados solos se produce el efecto contrario.

Berta, la líder laissez-faire

Berta es una líder laissez-faire. Ella está a cargo del restaurante familiar. Berta prefiere dejar que sus empleados se administren a sí mismos. Debido a que ella administra un negocio familiar, la mayoría de los trabajadores o son familiares o han trabajado con la familia por mucho tiempo. Berta conoce a cada uno de los empleados y sabe que tienen las competencias necesarias para manejar sus propias responsabilidades.

Lo único que Berta hace es preguntar si necesitan algún ayuda, si la respuesta es afirmativa buscará la manera de apoyar los, siempre tomando en cuenta sus puntos de vista. Ella se reúne a cada dos meses con cada empleado y establece objetivos bimensuales que luego son evaluados en la siguiente reunión. Berta considera que su estilo de liderazgo en poder su gente y mantiene la motivación elevada.

 

PPP_PRD_035_3D_people-People_In_CircleEl líder democrático

Esos son aquellos líderes que se toman el tiempo para compartir con sus empleados y motivan su participación en la toma de decisiones. De esta manera un líder participativo o democrático cree que enfrenta mejor toda situación al incluir a las personas involucradas en la toma de decisiones.

Los subordinados por el otro lado se sienten involucrados y tratarán de poner en práctica lo que ellos mismos han decidido. Los empleados tienden a tener un alto nivel de productividad y satisfacción en el trabajo porque se sienten valorados por su supervisor o administrador ya que cualquier cosa que digan es tomada en cuenta.

Este tipo de liderazgo tiene muchos beneficios pero también sus fallas. Por supuesto que dos mentes son mucho mejor que una pero con este tipo de liderazgo se toma más tiempo para llegar a una decisión. Por lo tanto la toma de decisiones puede ser un proceso bastante lento bajo un líder democrático, la pregunta es ¿vale la pena?.

Ahí ciertos momentos en los negocios donde las decisiones inmediatas son esenciales, por lo tanto un líder democrático no es efectivo en estas situaciones. Muchas veces también, los empleados pueden resentirse cuando al dar ideas estas no son puestas en práctica o a veces uno o dos son los que más hablan y el resto siempre se queda callado.

Otras personas apuntan también que los empleados no tienen ni el conocimiento o las habilidades para tomar decisiones de negocio más allá de la poca información que tengan. Por lo tanto, este estilo de liderazgo es más apropiado para trabajos en equipo donde todos tienen el mismo rango.

Pablo el líder participativo o democrático

Pablo administra una tienda de conveniencia que trabaja las 24 horas. Tiene tres turnos de empleados pero básicamente realizan todo el tiempo las mismas tareas. Para Pablo, supervisar el trabajo es bastante simple, no obstante cada dos meses el gerente de las tiendas solicita a Pablo que le entregue un plan para mejorar las ventas. Este plan debe contener algunas actividades de mercadeo que realizarán los trabajadores en el transcurso del mes con el fin de atraer más clientes.

Pablo, como líder participativo no gusta de tomar las decisiones por su cuenta. En lugar de eso realiza una sesión con los tres turnos de trabajadores y solicita ideas. Les pide que sean creativos, y que se involucran en el proyecto.

Para asegurarse que todos participan les pide que compartan una idea por turno y una vez que todos fueron escuchados todos votan para determinar qué idea van a seleccionar y presentar a gerencia general.

De esta manera Pablo cree que cada uno de sus colaboradores se siente valorado y parte del proceso de toma de decisiones incluso si su idea no fue seleccionada.

PPP_PRD_007_-_ADMIRATION_-_ORANGEEl líder autocrático

Los fanáticos del control usualmente se dan a conocer en el ambiente de negocios. A esto le llamamos líderes autocráticos o autoritarios. Ambos términos significan lo mismo y describen un estilo de liderazgo donde los administradores tienen un control completo sobre la toma de decisiones, lo cual está opuesto al liderazgo democrático, en donde los subordinados son animados a participar en la toma de decisiones al proveer sus opiniones.

El líder autoritario o autocrático, las decisiones grandes y pequeñas, decide cómo y cuándo hacer cada cosa y siempre piensa que lo que él dice es lo mejor. Las decisiones de un líder autoritario o autocrático no pueden ser cuestionadas, en su lugar ellos esperan que las obedezcamos como que fuera la regla de oro. Los líderes autoritarios o autocráticos son meticulosos en el planeamiento y esperan que sus subordinados confíen ciegamente en sus decisiones. Líderes autocráticos famosos podemos hallarlos en todos los niveles, especialmente en aquellos países donde no existe democracia, por ejemplo Sadam Hussein y Josef Stalin eran líderes autocráticos.

Los beneficios del liderazgo autocrático

Después de leer la definición anterior cualquiera podría decir que este es un tipo de liderazgo malo. Pero te sorprenderás al saber que hay ciertos beneficios de este tipo de liderazgo. Por ejemplo, este tipo de liderazgo es útil cuando se necesita tomar decisiones inmediatas; muchas veces en los negocios nos enfrentamos a tener que tomar una decisión en este mismo momento y se espera que el líder autoritario con su experiencia pueda satisfacer esa necesidad.

Otras veces el tipo de personas que conforman el grupo de trabajo requiere de un liderazgo fuerte pues de otra manera será difícil poner a todos a trabajar. Esto es especialmente cierto en los ambientes militares o policiales en donde el liderazgo autoritario está presente en casi todos los niveles; de otra forma estas organizaciones militares o policiales no podrían trabajar.

Un líder autocrático es especialmente útil o necesario en tiempos de crisis, de emergencia o de alto nivel de estrés, donde el resto está ocupado o confuso, el líder autocrático mantiene la calma y pone a todos a trabajar para solucionar la situación.

About Aroldo David Noriega

https://www.linkedin.com/pub/aroldo-noriega/32/389/140

Deja un comentario