El “Solo dime lo que tengo que saber..” ¿Qué clase de estudiante hay en tu curso?

shutterstock_198302987En cualquier cuso presencial o virtual siempre vamos a encontrar diferentes clases de personas que están allí por diversas razones también.  La profesora Julie Dirksen los enumera de la siguiente forma:

– El estudiante “dime lo que tengo que saber”

– El estudiante “Necesito resolver un problema..”

– El cohibido

– El “Todo le parece bonito..”

– El alumno obligado

– El temeroso del cambio

– El sabelotodo

 

 

– El estudiante “dime lo que tengo que saber”

Les interesa la puntualidad; no quieren saber cosas innecesarias y no les interesa tu vida personal. Prefieren ir directo al grano.

– El estudiante “Necesito resolver un problema..”

Estos alumnos están motivados pero no les interesa la palabrería,. Este alumno aprende mejor con elementos de ensayo y error.  Para esta clase de gente provea ejemplos de la vida real y si se puede resúmenes con el fin de no atormentarlo. Asegúrese que cada contenido que va a enseñarle tenga una razón de ser y no se vea como una pérdida de tiempo.

– El multi – tarea

Estos alumnos usualmente son los que traen varios artilugios al curso o se conectan desde diferentes lugares o equipos. No tienen la capacidad de prestar atención por mucho tiempo. Creen que pueden hacer “multi tarea” pero en realidad lo que hacen es enfocarse y des-enfocarse con mucha facilidad. El problema que desean resolver no está relacionado necesariamente al curso sino a su falta de enfoque. Este grupo tiende a ser mayoritario en ambientes universitarios.

– El “Todo le parece bonito..”

Tiene mucha motivación, energía y tiempo para escuchar o leer todo lo que se le diga sobre el tema. Este si quiere saber sobre tu vida o anécdotas personales.

– El alumno obligado

Tienes que convencerlo que el material es importante. El material del curso puede no ser útil en su vida, está allí solo porque es parte del curso o le han obligado.

– El temeroso del cambio

Necesita tiempo para acostumbrarse al curso. Es el que dice: “Así no se hacen las cosas”. Tiene que ser convencido que los cambios o contenidos del curso son útiles.

– El sabelotodo

En todos los cursos hay uno de estos. Son los que dicen: ¿Eso es nuevo para ti? Comprende todo con bastante facilidad y tampoco le hacen falta todas las historias personales.

 

Estrategias para trabajar con todos:

  • De gracias a Dios por su trabajo.
  • Asegúrese que sus estudiantes tienen tiempo para practicar lo aprendido y aplicarlo a sus propios problemas. Podemos dar miles de ejemplos pero ninguno cala mejor cuando se usan ejemplos de la vida real de los estudiantes.
  • Nivele a todos sus estudiantes a profesores. Es decir, no pretenda saber más que ellos y permita que sobresalgan agregando cosas nuevas al curso, cosas que usted no sabe. La ventaja de esto es que le quita la presión al profesor de tener que responder a todas las preguntas o de saberlo todo, lo cual en este tiempo no es posible.
  • Haga miles de preguntas sobre la manera en que ellos usarían la información del curso.
  • Muchas veces los estudiantes encuentran que el material no les es familiar y no pueden aplicarlo a la vida real, en ese caso es bueno que busque “puntos críticos”, es decir, aquellos elementos que le son más difíciles de aprender y aclárelos para ellos.
  • Evite vana palabrería. La excesiva teoría aburre hasta el más listo de sus estudiantes.

Recuerde que cuando decimos interesante, nos referimos a interesante para el alumno no para usted.

 

About Aroldo David Noriega

https://www.linkedin.com/pub/aroldo-noriega/32/389/140

Deja un comentario