¿Cuánto cuesta producir un curso de e-learning?

Por motivos laborales, en la última semana me he dado a la tarea de averiguar cuánto cuesta producir un curso virtual. Para los desesperados o los que ya no quieren seguir leyendo, la respuesta es sencilla: “depende…”. Pero vale la pena seguir leyendo.

 

Hay personas que se dedican a crear cursos virtuales por cuenta propia y ofrecen sus servicios en sitios como Freelance.com o Guru.com; en estos lugares las personas hacen contacto y acuerdan unos precios antes de iniciar cualquier proyecto. La mayoría de veces, en estos lugares, los precios se pactan por proyecto completo y otras, cuando las personas ya son conocidas se calculan por hora.

Hace algún tiempo hubo una discusión en el sitio Articulate.com, esta es la empresa que produce el software para creación de cursos virtuales Articulate Storyline entre otros. En este texto, que está en inglés, se afirma que la mayoría de diseñadores instruccionales en Estados Unidos cobran un promedio de $60 de los Estados Unidos por hora trabajada. Por supuesto, este es un precio exorbitante para economía del tercer mundo.

Si hacemos una pequeña encuesta entre los diseñadores de los dos sitios que mencioné antes, Freelance y Guru,  los precios varían entre 10 a 30 dólares por hora. La dificultad en este tipo de proyectos calcular el tiempo o las horas que un diseñador puede invertir en un curso. Tienes que tener mucha confianza en lo que te ofrecen.

Por eso la respuesta para todo esto sigue siendo…… depende. Depende de la clase de proyecto, depende también lo que el contratista está dispuesto a pagar y por supuesto depende de lo que el diseñador de instrucción este dispuesto a dar.

En el contexto de América Latina, un reportaje aparecido en el periódico Prensa Libre,  de Guatemala indica que un Consultor Senior, en el área de tecnología devenga en promedio Q22,500 al mes, que equivalen a Q140 por hora trabajada. Esto en dólares sería algo así como $2800 de los Estados Unidos y un promedio de $18 la hora.

La imagen que muestro a continuación contiene tres columnas, los cursos virtuales casi siempre se ofrecen en estas tres modalidades:

  • Interacción baja que consiste en texto e imágenes estáticas con poca o nada de interacción; el estudiante principalmente debe leer un documento y luego contestar algunas preguntas o enviar algunos archivos. Si hay que ver algún vídeo este ha sido conseguido YouTube o sitios similares pero no ha existido mayor producción por parte del diseñador. El principal medio de entrega del contenido son documentos PDF, páginas web o PowerPoint. Casi todo el contenido se encuentra dentro del aula virtual o LMS.
  • En los contenidos con interacción media pueden haber menos de cinco vídeos aproximadamente y que han sido producidos por el diseñador de la instrucción; estos vídeos probablemente son hechos con sitios como PowToon o VideoScribe y programas similares. En un curso virtual con interacción media vamos hallar algunos escenarios producidos mediante software especializado, digamos Adobe Captivate o Articulate Storyline. El LMS sirve como contenedor pero los recursos han sido producidos con otro software y cargados mediante formatos SCORM o HTML5 por ejemplo.
  • Interacción alta. En este tipo de contenido vamos a hallar, además de todo lo anterior producción de vídeo profesional, el software utilizado puede ser Camtasia,  por ejemplo y veremos escenarios o estudios de caso detallados. Este tipo de producción requiere mucha planificación y software cuya licencia puede ser elevada.

Pero todo esto depende..

La respuesta más exacta sigue siendo “depende”. En algunos lugares no es necesario el análisis de las necesidades o el diseño de los mapas de competencias por que las entidades que requieren estos servicios probablemente ya cuenten con estos en forma de estándares oficiales o estudios previos. Tampoco hemos hablado de los SME (Subject Matter Expert) que usualmente deberían ser provistos por la misma entidad que nos contrata, si esto no está en la letra pequeña vale la pena asegurarse que no tenemos que pagar por un consultor adicional, en cuyo caso los costos se elevarían mucho más.

 

Cuando ya tenemos las mallas curriculares o los mapas de competencia, redactar un objetivo de aprendizaje no debería de tomar mucho tiempo porque tanto el cliente como el diseñador tienen una idea de lo que quieren alcanzar cuando termine el curso virtual.

Para generar contenidos muchas veces se requiere material que la misma entidad ya posee y en otros casos los diseñadores especializados en determinado campo ya tienen o son miembros de sitios que proveen esta clase de contenidos sin necesidad de generar nuevos desde cero.

Cuando ya tenemos los contenidos seleccionados o ubicados se procede entonces al desarrollo de las maquetas o storyboards. en nuestro caso no iniciamos ningún curso hasta que el cliente aprueba las maquetas. Finalmente se presenta un producto terminado al cliente para que lo revise y si no tiene ninguna objeción proceder a la entrega.

Desafortunadamente, cada caso es diferente y por lo tanto los números presentados acá son sólo ideas de la cuales podemos partir. Por lo tanto un curso de 60 horas con interacción básica puede llegar a costar hasta $2800; mismos que casi se doblan si queremos un curso con interacción media. Luego, si queremos un curso con interacción alta los costos puede llegar a ser verdaderamente prohibitivos.

Finalmente, para producir una hora de e-learning se necesita por lo $50 para la interacción básica, 85 para interacción media y 130 para interacción alta. Los más abajo refleja únicamente el tipo de cambio de Guatemala.

¿Qué hacer para bajar estos costos?

Una de las mayores dificultades en el retorno de la inversión cursos virtuales es que tienen una vida útil bastante corta, dos o tres años como máximo. Además, algunas entidades lo que buscan es reducir los costos al ofrecer cursos virtuales a sus empleados o estudiantes y entonces una inversión inicial de esta naturaleza tiende a desanimar a aquellas personas que tienen que tomar decisiones en cuanto a costos.

Por eso mismo es que para algunas empresas es mucho más barato tener dos o tres personas contratadas que se dedican a tiempo completo a crear materiales o cursos virtuales porque de esa manera se les puede pagar un buen sueldo y todavía tener ahorros significativos a la hora de diseñar lecciones o cursos virtuales.

 

Y ustedes que piensan, cuánto cuesta producir una hora de eLearning en tu país?

About Aroldo David Noriega

https://www.linkedin.com/pub/aroldo-noriega/32/389/140

Deja un comentario